Hernán Larraín deberá responder

Este miércoles será la interpelación al ministro por retiro de reparación a víctimas de la dictadura y temas como incineración de cuerpos en Colonia Dignidad.

Patricia Ryan. Periodista. Este miércoles el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, tendrá que responder. Explicar decisiones y omisiones del Gobierno en materia, precisamente, de derechos humanos. Debe concurrir a la Cámara de Diputados donde será interpelado por acuerdo de los legisladores.

El punto central está referido al por qué la administración de Sebastián Piñera, de forma sorpresiva y sin avisar a los parlamentarios “agua va”, retiró el proyecto de reparación -por única vez- a las víctimas de tortura y prisión política durante la dictadura, algo que se estaba discutiendo en el Parlamento. Esto afecta a cientos de personas, muchas de ellas en precaria situación socioeconómica.

Lo peor del asunto, es que en su momento, el propio Larraín expuso que eso se estaba analizando y abordó el tema en el marco de la discusión en la Cámara Baja sin hacer alusión alguna a que el Gobierno estaba tramando retirar la iniciativa. Cuando eso sucedió, inicialmente el titular de la cartera guardó silencio pero después dijo que no se le había informado y puso la responsabilidad en el ministerio Secretaría General de la Presidencia. Asimismo, desde el oficialismo se habló de que todo es un tema financiero, porque el Ministerio de Hacienda no tendría recursos o porque la reparación no estaría contenido en el presupuesto fiscal.

Hernán Larraín tendrá que explicar lo ocurrido pero, sobre todo, qué hará el Gobierno ante la situación de las cientos de personas que se están quedando sin apoyo de parte del Estado, a pesar de ser víctima de acciones ilegales del propio Estado.

La abogada de derechos humanos y diputada Carmen Hertz, será la encargada de conducir la interpelación. Ella tiene una amplia experiencia en la materia, conoce de sobra y en detalle la situación de los ex presos políticos y en estos días se ha preparado acuciosamente para encarar a la autoridad y, sobre todo, esperar respuestas precisas en este caso.

Es probable que Hernán Larraín enfrente otras situaciones sensibles. Como la falta de apoyo técnico-profesional y de entrega de recursos para la investigación acerca de la incineración de la menos 20 cuerpos de detenidos desaparecidos, realizada en terrenos de Colonia Dignidad, a manos de ex nazis alemanas y ultraderechistas chilenos.

Diversas organizaciones de derechos humanos y familiares de las víctimas han denunciado que prácticamente no se está haciendo nada desde el Gobierno para aclarar esa situación que, entre otras cosas, contribuya a esclarecer el destino de detenidos desaparecidos y responsabilidades criminales.

Para el ministro de Justicia y DDHH es un asunto sensible, ya que él fue un amigo de Colonia Dignidad, aparte de respaldar a la dictadura cívico-militar y hay sospechas de que no quisiera avanzar en estos casos.

Por lo demás, Larraín es fundador y militante del ultraconservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI), que de acuerdo a versiones extraoficiales está presionando a la Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, militante de Evópoli. Por lo demás, legisladores de la UDI desconocen que en este país hayan existido ejecutados y detenidos desaparecidos, y uno de ellos dijo que los ex presos políticos eran terroristas en busca de un aguinaldo.

Junto con los contenidos puntuales de la interpelación, donde se podrían producir momentos de mucha tensión por la actitud de la derecha, esto se ve como una oportunidad para conocer realmente la política en materia de derechos humanos que tiene el actual Gobierno y específicamente el ministro Larraín.

FUENTE: El Siglo