Los puntos del fallo de La Haya

 

 

 

 

 

 

El tribunal internacional sostuvo que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana al mar con Bolivia. No significa que ambos países no puedan dialogar.

 

Agencias. Por doce votos contra tres la Corte Internacional de Justicia de La Haya falló que Chile no tiene obligación de negociar con Bolivia una salida soberana al mar, con ello desestimó cada uno de los catorce argumentos que presentó la parte boliviana resumidos en ocho puntos. “Sin embargo, este fallo no debe interpretarse como algo que impida buscar una forma de entablar un diálogo sobre este asunto entre ambas naciones. Con la buena voluntad de ambas partes, se pueden llevar a cabo negociaciones trascendentes”, sostuvo el juez Amhed Yusuf, encargado de leer la resolución.

Anterior a ello, dijo que “los argumentos de Bolivia no demuestran que Chile tenga una obligación de negociar”.

“Por todo lo que antecede, la Corte por 12 votos contra 3 concluye que la República de Chile no contrajo la obligación legal de negociar un acceso soberano al Océano Pacífico para el Estado Plurinacional de Bolivia”, agregó Yusuf.

La demanda de Bolivia presentada en 2013 buscaba obligar a Chile a negociar “de buena fe” una salida “soberana” al mar.

Entre los argumentos de la nación andina se afirmaba que Chile no había cumplido con las obligaciones suscritas en los tratados, pero que existieron acercamientos entre ambos para negociar un acceso terrestre y un puerto para los bolivianos. No obstante, según la Corte esos acercamientos fueron políticos y no indicaron que Chile haya aceptado negociar el mar.

Cabe recordar que Bolivia llega al Pacífico a través de los puertos de Arica y Antofagasta.

Otro punto presentado por los altiplánicos decía que en 1950 Chile se había comprometido a una entrega soberana para Bolivia, lo que también fue descartado por los jueces.

Igualmente, la Corte de La Haya aseguró que el Acuerdo de Chañara, firmado en 1986 tampoco es una muestra para obligar a los chilenos a conversar.

Asimismo, los magistrados revisaron las cartas y resoluciones de Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos respecto a que los conflictos internacionales entre Estados deben ser solucionados de manera pacífica, las cuales -según la Corte- no serían vinculantes con la demanda boliviana, además, apuntaron que en dichos textos no aparece la palabra “negociar”, por lo que también se desecharon.

Respecto a la “continuidad histórica” y “acumulativa” argumentada por Bolivia, el tribunal asegura que “en ningún caso establecería una obligación” y que ellos no poseen valor en su conjunto.

“La Corte observa una dilatada historia de diálogo, intercambio y negociaciones destinadas a la mediterraneidad de Bolivia. La Corte, no obstante, no puede concluir basándose en el material presentado que Chile tenga obligación de negociar con Bolivia”, explicó Amhed Yusuf.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien estaba en la misma sala donde se leyó el fallo, tras conocida la posición del tribunal, señaló que “a pesar de que no hay una obligación de negociar hay una invocación por parte de la Corte a seguir con el diálogo” y recalcó que “Bolivia no va renunciar a dejar de luchar por acabar con el enclaustramiento y va continuar su empeño para conseguir de nuevo una salida soberana al Océano Pacífico”.

En tanto, el Presidente chileno, Sebastián Piñera, subrayó que “es gran día para Chile y para el derecho internacional” y añadió que “nuestros compatriotas pueden tener la seguridad que este Presidente sabrá defender lo que nos pertenece: nuestro territorio, nuestro mar y soberanía”.

 

 

FUENTE: El Siglo