“El Gobierno no ha tenido ninguna disposición a reducir la jornada laboral de los trabajadores”

 

 

 

 

 

 

Parlamentarios de las bancadas de oposición, en conjunto con dirigentes sindicales y trabajadores, hicieron entrega de una carta que solicita al Presidente Sebastián Piñera ratificar el Convenio 47 de la OIT sobre reducción de la jornada laboral.

Lunes 5 de noviembre. Diputados de todas las bancadas de oposición adhirieron a una carta que solicita al Presidente de la República ratificar el Convenio 47 de la OIT que llama a los países a reducir sus jornadas laborales a 40 horas. Los diputados Camila Vallejo (PC), Ricardo Celis (PPD), Marisela Santibáñez (PRO), Amaro Labra (PC), Natalia Castillo (RD), Juan Santana (PS), Boris Barrera (PC), Carolina Marzán (PPD), y Jorge Brito (RD) acudieron a La Moneda a dejar el documento, recordando el proyecto de Ley 40 Horas que lleva casi dos años en el Congreso y que busca, precisamente, reducir la jornada laboral.

Camila Vallejo, autora del proyecto, señaló: “Este convenio data del año ’35. Han pasado más de 80 años y Chile todavía no lo ratifica. Además Chile ha suscrito otros acuerdos en materia de compatibilidad entre el trabajo y la vida familiar. Por lo tanto esta medida que nosotros hemos presentado a través de proyectos de ley y que la OIT ya ha considerado y ha llamado a los Estados miembros a ser parte, es fundamental que Chile lo suscriba justamente para mejorar la calidad de vida, la salud de las trabajadoras y los trabajadores, por un sentido además de la protección de la familia, de la vida en comunidad que hoy día no es posible garantizar con las jornadas extenuantes de trabajo que tienen nuestros compatriotas”.

La parlamentaria además añadió: “Nosotros le hemos hecho la presentación del proyecto al Ministerio del Trabajo, pero el Gobierno hasta el momento no ha tenido ninguna disposición a reducir la jornada laboral de las y los trabajadores. Sólo han habido propuestas de flexibilización y precarización laboral. Por eso nosotros le hemos solicitado al Gobierno, aquí en La Moneda, que se ponga con esta causa que además tiene amplio respaldo de los trabajadores. Es una política que no sólo es pro empleo, sino que también pro productividad y pro salud para los trabajadores, y además es pro familia. Son varios efectos positivos que tiene esta propuesta y esperamos que el gobierno se allane a recogerlo y a apoyar las iniciativas legislativas que están en la comisión de trabajo”

Por su parte, el jefe de la bancada de diputados del PPD, Ricardo Celis, sostuvo que “actualmente hacemos que la gente trabaje mucho, produzca poco y esté alejada de su familia, y nos quejamos por la falta de amor y cariño que existe en las familias y por dejar a los niños solos. Sin embargo, esto se produce porque hemos venido utilizando la mala práctica de que la gente tenga largas jornadas de trabajo”.

“Por ley, son 44 horas, más las 12 horas permitidas como horas extraordinarias, es decir, las personas podrían trabajar 60 horas a la semana con sueldos bajos y comprometiendo a la familia su ausencia en la casa y con baja productividad. Esta iniciativa es una gran oportunidad  para cambiar aquello, y esperamos que sea tramitada en el Parlamento lo más rápido posible”, afirmó el diputado Celis.

La diputada Natalia Castillo (RD), además agregó: “El exceso de horas laborales no significa aumentar la productividad, al contrario, las personas mientras más horas trabajan, más cansadas están y se generan niveles de estrés importante. Esto lo resiente principalmente en la familia, y sobre todo los más chicos de la casa; cuando el Gobierno dice que quiere poner a los niños primero, tiene que darle también condiciones laborales a los padres, una de esas medidas es justamente reducir la jornada laboral”.

El diputado Jorge Brito (RD), por su parte añadió: “Nosotros estamos seguros que con más tiempo para la familia, para el ocio, con más tiempo fuera del trabajo la felicidad de las personas aumenta y eso te hace rendir mejor en el trabajo. Y es por eso que nos comprometemos y esperamos que el gobierno se comprometa a aumentar el bienestar de los trabajadores reduciendo la jornada laboral de 45 a 40 horas. Muchas veces cuando se defiende el bienestar de los trabajadores se acusa de populismo, pero cuando se defiende el bienestar de los grandes empresarios se acusa responsabilidad. Y nosotros queremos romper con esa falsa paradoja y propiciar que todos podamos estar mejor y aumente la productividad y para eso este nuevo equilibrio en una jornada laboral de 40 horas a la semana”.

En tanto, el diputado Juan Santana (PS) agregó que “más horas de trabajo no significa mayor productividad. Debemos avanzar en disminuir las jornadas laborales para que trabajadores y trabajadoras puedan compartir más con sus familias y seres queridos. El Gobierno debe estar a la altura de estos tiempos y se debe garantizar mejor salud, mayor seguridad y dignidad para nuestras y nuestros trabajadores. No podemos agobiarlos con una jornada extensa y que signifique disminución de la calidad del trabajo y una peor calidad de vida”.

Desde los representantes de los trabajadores Carlos Cerda, presidente sindicato SIAL alimentos y consejero nacional de la CUT, agregó: “Nosotros estamos solicitando que se ratifique el convenio 47 de la OIT porque así como se moderniza el campo laboral, también es necesario que se modernice las condiciones laborales con los trabajadores y para los trabajadores y sus familias. Porque los tiempos que hoy día se ocupan en el puesto de trabajo y en el traslado es mucho más que el tiempo en familia. Creemos que así como se moderniza con automatización, también debe modernizarse con reducción de la jornada laboral y darle más dignidad al trabajador y su familia”.