PC: Jornada por nueva Constitución y derechos humanos y sociales

 

 

 

 

 

Unas mil personas fueron a la USACH y participaron de varios foros sobre la realidad nacional. Hubo exhortación a fortalecer campaña por el Apruebo.

Alrededor de unas mil personas concurrieron a la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), para participar en la “Jornada para una Nueva Constitución, por un Chile Digno”, convocada por el Partido Comunista.

Ahí, en distintos foros, se llamó a fortalecer la campaña por el Apruebo nueva Constitución y se reivindicaron los derechos humanos y sociales de las y los chilenos.

El evento político contó con la presencia de representantes de los partidos Progresista, Federación Regionalista Verde Social, Igualdad, Humanista, Izquierda Libertaria y el movimiento político mapuche Walmapuwen, y colectividades que conforman el comando “Apruebo Chile Digno”. Asistieron dirigentes sociales, sindicales, estudiantiles y de agrupaciones de derechos humanos y de familiares de víctimas de trauma ocular, representantes del mundo feminista y de la cultura, profesionales e intelectuales, y diversos medios de prensa. También llegaron representantes diplomáticos de China, Vietnam, Francia y Siria.

En el entorno de la actividad se instalaron toldos donde hubo exhibición y venta de obras de arte, libros, revistas y periódicos, textos y libros, piezas de propaganda. Los foros se efectuaron en el Aula Magna de la USACH y en una gran carpa instalada en unos de los patios, donde alrededor de mil personas, durante todo este domingo, pudo asistir a una diversidad de foros donde se trataron temas de la nueva Constitución, el proceso plebiscitario por el Apruebo, la cultura, los derechos humanos, equidad de género y derechos de las mujeres, la coyuntura política y las perspectivas, realidad y luchas de los trabajadores, entre otros.

Esta constituyó una de las actividades de partida del mes de marzo, donde están anunciada una decenas de movilizaciones, marchas, actos y actividades reivindicativas de las demandas sociales y ciudadana.

 

FUENTE:EL SIGLO