Restos mortales de Luis Segovia y Agustín Villarroel serán entregadas tras peritajes sobre su identificación

Ambos fueron ejecutados extrajudicialmente y sus cuerpos dinamitados en una mina en Tocopilla:

Los restos mortales de Luis Segovia y Agustín Villarroel, víctimas de violaciones graves a los derechos humanos perpetradas por la dictadura, serán entregados a sus familias en Copiapó el próximo 20 de mayo y se realizarán los funerales el sábado 21 de mayo. Así lo informó la Agrupación de Familiares y Amigos de Ejecutados Políticos y detenidos Desaparecidos de Atacama y Familiares de las víctimas, en un punto de prensa que ofrecieron junto a familiares y amigos/as, representantes de los partidos políticos en que militaban, PS y del PC Jaime Iturra y los concejales de Copiapó de la comisión de Derechos Humanos, Rosa Ahumada y Miguel Carvajal, junto al Consejero Regional Javier Castillo.

El Servicio Médico Legal entregará los restos mortales después de un largo periplo, en el que, según explicó Rodolfo Villarroel, hijo de Agustín Villarroel, luego de la violenta ejecución extrajudicial de su padre en un pique minero ubicado en Tocopilla por parte de organismos estatales, su cuerpo estuvo desaparecido hasta la llegada de la democracia. Sin embargo, les hicieron un nuevo peritaje debido a las dudas en torno a la identificación de las osamentas, que los llevó a Austria y que recién concluyeron positivamente. Por esta razón, ya en Copiapó se realizará un velorio en la Casa de la Memoria de Atacama primero y durante la noche en el PC, un acto cultural el sábado en la plaza, una romería al cementerio para finalizar con el funeral en el Cementerio de Copiapó.

“Luis Segovia y Agustín Villarroel fueron cruelmente masacrados, sus cuerpos fueron dinamitados en la mina, para nosotros como familiares es muy terrible todo lo que ha ocurrido y a 47 años de la dictadura cívico militar sabemos recién que el compañero, amigo, integrante de nuestra agrupación, Rodolfo Villarroel, junto a Ivonne Villalobos recién tienen la certeza de los restos mortales de sus familiares, es tremendo” indicó Ingrid Aguad, Vicepresidenta de dicha agrupación de derechos humanos de Atacama.

Rodolfo Villarroel indicó que “llevamos muchos años en esta lucha, desde que nos enteramos de los errores en la entrega de las osamentas, comenzamos a golpear puertas, producto de la insistencia de Ivonne Villalobos y de quien habla se realizaron los peritajes para poder determinar fehacientemente la verdad” e hizo un llamado a la comunidad a acompañarlos en esta despedida.