PLAN NACIONAL PARA CONTINUAR BUSCANDO A COMPATRIOTAS DETENIDOS EN DICTADURA

De acuerdo a lo señalado en la información pública que difundió el gobierno a través del presidente Gabriel Boric el 1 de junio, se reforzará la acción de búsqueda, que lleva décadas, en la tarea ineludible de encontrar los vestigios de miles de detenidos desaparecidos en la dictadura cívico militar, desde septiembre de 1973.

La derecha dice que eso es “quedarse en el pasado”. Ese pasado que condena a los militares y a los civiles que colaboraron con esos crímenes que no deben ser olvidados jamás en la historia de Chile.

Maguindo Castillo, Benito Tapia y Ricardo García, funcionarios de El Salvador de Codelco Chile, fueron sepultados y posteriormente exhumados ilegalmente en septiembre de 1973 por los criminales de la dictadura cívico militar desde el cementerio de Copiapó. Casi 49 años después no es posible encontrar sus restos. No es posible además que la vida de todos pueda continuar como si esa vulneración a los derechos humanos no importara. 

Por ello, es importante el Plan Nacional de Búsqueda Detenidos Desaparecidos desde los inicios de la dictadura cívico militar de septiembre de 1973, anunciado por el presidente de la República el 1 de junio.

Para la derecha este tema no es importante porque a ellos no le ocurrió, siendo esos civiles cómplices de crímenes entre los cuales existen responsables en cada una de las zonas de Atacama.

Esos civiles de Atacama, que entregaron nombres de ciudadanos que fueron asesinados por la dictadura, deben ser procesados para continuar haciendo justicia con el objetivo de sanear la vida en la zona.

A los herederos de la dictadura solamente les interesa que se justifiquen esos crímenes ó se desmientan de alguna manera, para continuar pensando que la dictadura fue positiva  para la sociedad nacional.

Otro tema innecesario para la burguesía y el empresariado nacional es la defensa del medio ambiente, sobre todo en esta zona minera de Atacama, la más contaminada de Chile.

De acuerdo a lo expresado en la cuenta pública del gobierno que cumplirá tres meses de gestión, se pondrá atención en las zonas contaminadas de Chile, entre otras, la comuna de Huasco por la empresa Guacolda.

Hemos reiterado en estos comentarios desde el año 2020 en Nuevo Mundo que si bien la gestión minera es la más importante económicamente para Chile, es la responsable también de mantener a varias regiones del norte en altos grados de contaminación con relaves mineros y efectos de producción.

Chañaral, históricamente ha sido dañada con los relaves de El Salvador, manteniendo hasta ahora embancada su bahía por la cual se han desarrollado fuertes batallas legales lideradas por la comunidad.

Copiapó y Tierra Amarilla, desde la década del 80, han protestado por la contaminación de la Fundición Hernán Videla Lira, del estado de Chile y laa privada Candelaria.

Las acciones legales para terminar con la irresponsabilidad de la minería estatal y privada, esta última que trabaja las pertenencias del Estado, será la forma de comenzar a terminar con esa irresponsabilidad de todos.

¿QUIEN DEFIENDE LA LIBERTAD DE EXPRESION DEL CANAL DE TV “LA RED”?

Lo que ha ocurrido con el canal privado La Red debe hacer meditar lo que pasa también con la libertad de expresión en Chile y su relación con el ambiente empresarial.

Sin duda que La Red es hasta este momento el único canal televisivo que ha intentado mostrar la realidad del país a través de una exposición realista sobre la vida nacional.

La Red, que depende de inversiones extranjeras, cambió totalmente su programación con la dirección ejecutiva del periodista Víctor Gutiérrez, transformándose en un baluarte de la libertad de expresión en Chile.

Una demostración de ello fue el estreno nacional en televisión del documental del chileno Patricio Guzmán, “La Batalla de Chile”, que comenzó a filmarse en 1971 y se terminó en el exilio del director, ya en dictadura.

“La Batalla de Chile” es el documento fílmico más importante realizado en Chile y el mundo por el profundo análisis que plantea Guzmán sobre el golpe militar ocurrido  en septiembre de 1973.

El canal nacional TVN, que se financia con recursos de todos los chilenos, nunca se atrevió a exhibirlo durante los tiempos de la Concertación de Partidos por la Democracia, desde 1990.

Los trabajadores de La Red están en un movimiento laboral para que se les paguen los sueldos. La empresa tiene deudas anteriores las que se unieron a las actuales por el poco apoyo de los empresarios chilenos, como se preveía.

Es la forma que tiene el capitalismo de combatir a los medios de comunicación que están en contra de su sistema de explotación.

La nueva constitución está en contra de esa opresión que vulnera la libertad de opinión que se aprecia en Chile en estos momentos.

Por ello la campaña millonaria que desarrolla la derecha chilena contra el texto de la nueva constitución apunta a que el sistema no cambie, empleando para ello la mentira y la distorsión de las ideas.