Autoridades buscan prevenir el robo de cables eléctricos en Atacama

La seremi de Energía, Cecilia Sánchez Valenzuela, destacó que esta iniciativa público-privada apunta a garantizar la seguridad y continuidad del suministro eléctrico para los habitantes de la región.

Copiapó, 29 de junio de 2022.- Ejecutar estrategias de coordinación para la prevención e investigación del robo de cables eléctricos, estableciendo protocolos para mejorar tiempos de respuesta frente a estas situaciones que pueden provocar la interrupción del suministro de energía a nivel residencial e industrial, es el objetivo de la Mesa Regional de Robo de Conductores Eléctricos, que se reactivó luego de más de tres años.

La instancia es liderada por el delegado presidencial regional, Gerardo Tapia Tapia, la Seremi de Energía, Cecilia Sánchez Valenzuela; el director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Iván Lillo Silva, y contó con la participación de representantes de la Fiscalía, Carabineros, PDI y las empresas del sector: CGE y Transelec.

Al respecto, el delegado Gerardo Tapia declaró que: “Es una necesidad importante para nosotros, la coordinación y la gestión pronta para atender este tipo de emergencias, pero no solamente por un tema de emergencia, sino que porque nosotros también estamos mandatados a combatir cualquier acto delictual y, este tipo de instancias, nos permite tomar acción rápida frente a un hecho que puede ser dañino, de manera significativa, para los habitantes, como son el robo de conductores eléctricos. Es importante destacar que, una buena coordinación puede permitirnos no solamente atender la emergencia como tal, sino que también poder conseguir el objetivo principal que es evitar y tomar detenidos a todos quienes infrinjan la ley”. 

De acuerdo a cifras entregadas por las autoridades, en lo que va del año más de mil personas se han visto afectadas con la interrupción del suministro eléctrico, a causa del robo de cables eléctricos. 

En este marco, la seremi Cecilia Sánchez Valenzuela, apuntó a que: “El robo de cables eléctricos es un tema que nos preocupa como Gobierno, principalmente, porque este tipo de delitos afecta significativamente la calidad de vida de las personas, que ven afectado el normal suministro eléctrico por esta causa, y también a las empresas víctimas de estos delitos. Queremos que los y las ciudadanas puedan vivir más seguros y seguras, que es el mandato que nos ha dado nuestro Presidente Gabriel Boric Font. Por ello, hemos reactivado esta mesa intersectorial público-privada que busca disponer de un plan de acción y coordinación entre los distintos involucrados para evitar estos delitos”.

Los cables eléctricos de cobres, utilizados por las empresas de trasmisión y distribución en sus  tendidos eléctricos, permite llevar la energía a los diferentes puntos del territorio. En lo que va de 2022, según información entregada por Guillermo Rojas Álvarez, gerente zonal subrogante de CGE en Atacama, a raíz del robo de cables la compañía ha tenido que reconstruir más de 5 kilómetros de tendido eléctrico y reporta pérdidas por 200 millones de pesos. Asimismo, el ejecutivo informó que se presentaron las querellas criminales pertinentes a fin de esclarecer estos hechos. 

“Esta instancia, creemos que es fundamental para evitar la reiteración de este tipo de hechos que son de alto impacto para nuestros clientes y la comunidad. Estos hechos tienen un costo económico importante. A la fecha, de este año, tenemos costos asociados a cerca de 200 millones de pesos, en costos de reparación de líneas eléctricas y, adicionalmente, las afectaciones son relevantes para nuestros clientes. Por lo tanto, esta mesa es significativa, para poder identificar acciones que nos permitan mitigar el impacto de estos hechos delictuales”, sostuvo el gerente zonal(s) de CGE. 

Finalmente, las autoridades coincidieron en la importancia de la denuncia oportuna, por lo que invitaron a la comunidad a que, en el caso de ser testigos de este tipo de delitos, los denuncien al Fono Denuncia Seguro 600 400 01 01, ante Carabineros, la PDI o la Fiscalía.