Los allanamientos y la polémica en torno de Villa Francia

Producido el ingreso policial en esa zona popular el pasado sábado, además de operativos en otras comunas, el diputado Matías Ramírez, expresó que el Ministerio del Interior “debe dar cuenta del violento allanamiento de olla popular Luisa Toledo y radio Villa Francia”. Las diputadas Ana María Gazmuri y Carmen Hertz, indicaron que oficiarían a Interior para que explique el motivo y justificación del operativo. El presidente del PC, Lautaro Carmona, señaló el domingo que “vamos a pedir que nos expliquen cuál fue la razón, qué había detrás” del actuar policial. En tanto, este lunes, la ministra del Interior, Carolina Toha, expuso que los hechos dieron cuenta “de una situación altamente compleja en que se identifican lugares que estaban en principio orientadas a actividades comunitarias, que estaban siendo ocupados para guardar armamento y aparentemente para preparar acciones violentas”. La ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo, declaró que “si aquí se pretende instalar que hay una operación política desde el Gobierno contra una comunidad específica, es no conocer cómo actúa nuestro Gobierno”.

“El Siglo”. Santiago. 8/7/2024. Una tensa polémica se armó producto del allanamiento del Comedor Popular “Luisa Toledo” y Radio Villa Francia, comuna de Estación Central, ocurrido el pasado sábado, con acusaciones de un operativo represivo y un “montaje” en torno de esos referentes populares que radican en Villa Francia, hace décadas blanco de acciones policiales.

El operativo incluyó lugares en las comunas de Estación Central, Santiago, Maipú, La Granja y Cerrillos, en búsqueda de armamento y explosivo, a partir de hechos delictivos registrados en el último tiempo. Se informó de la incautación de armamento, explosivos y otros elementos ilegales.

El operativo policial, bajo las órdenes del Ministerio del Interior, provocó un rechazo de colectivos sociales, de derechos humanos y de legisladores.

El diputado Matías Ramírez escribió en X que el Ministerio del Interior “debe dar cuenta del violento allanamiento de olla popular Luisa Toledo y radio Villa Francia esta madrugada, espacios comunitarios que son criminalizados bajo el falso pretexto de un operativo policial exitoso”. Las diputadas Ana María Gazmuri y Carmen Herzt, anunciaron que oficiarían a Interior para que explique el motivo y justificación del operativo. Gazmuri indicó que “a todas luces, parece estar criminalizando el uso de espacios comunitarios”.

La operación policial se produjo al cumplirse un año del fallecimiento de Luisa Toledo, madre de los hermanos Vergara Toledo, asesinados por Carabineros durante la dictadura. “Es un agravio a la memoria de la madre coraje Luisa Toledo” dijo la diputada Hertz. La legisladora Claudia Mix, preguntó, “¿cuál es la excusa para que justo hoy, tercer aniversario de la muerte de Luisa Toledo, el Comedor Popular Luisa Toledo y la Radio Villa Francia estén siendo allanados? ¿Qué clase de señal queremos dar con esto?”.

La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), emitió un comunicado donde se expresó el “repudio e indignación ante los hechos acontecidos en Villa Francia” y se señaló que “este operativo con la utilización de todo el aparataje represivo nos recuerda otros amargos tiempos” en referencia tácita a la época de la dictadura. Se manifestó “la solidaridad con el compañero Manuel Vergara y su familia y los vecinos que pasan por momentos amargos y de indignación, quienes mantienen las puertas abiertas del Comedor para quienes llegan a alimentarse de la solidaridad de la comunidad”. Durante el fin de semana hubo expresiones de miedo, llanto y reclamo de pobladores y pobladoras de Villa Francia ante el accionar de Carabineros. La legisladora Maite Orsini dijo que “el temor generado por procedimientos policiales agresivos, puede llevar a una ciudadanía temerosa y menos dispuesta a ejercer sus derechos y libertades”. Desde el Memorial Paine, en un comunicado se dijo lamentar “el allanamiento y la persecución a la organización popular ocurrida el sábado 6 de julio y consideramos necesario que el accionar de la policía y el Ministerio público sea transparentado, aclarándose con prontitud la legalidad de su actuar”.

El día domingo, el presidente del Partido Comunista, Lautaro Carmona, en declaraciones a Radio Nuevo Mundo, expresó que “vamos a pedir cuál fue la razón, qué había detrás” del operativo policial e hizo ver que “es un hecho muy serio, porque afecta la confianza que (las) comunidades deben tener en un Gobierno como el nuestro”. “Todavía este es un tema que no tiene precisión de cuál fue el fundamento que justifique una acción de esta envergadura”, indicó. Agregó que “la gente tiene derecho a decir ‘esto es una provocación, esto es un montaje’”. Y añadió de manera directa: “Yo creo y espero, de parte de la autoridad -en este caso del Gobierno, de la ministra del Interior- que exista la absoluta y plena transparencia, con más detalle que en cualquier otra ocasión, para que nadie vaya a asociar esto con que pisamos el palito de una provocación y le ponemos licencia y fianza a una operación policial que es muy mal vista por la comunidad”.

Las respuestas de Tohá y Vallejo

Luego de esas declaraciones y exigencias, vinieron las repuestas de las ministras Carolina Tohá y Camila Vallejo, de Interior y Secretaría General de Gobierno, respectivamente.

La titular de Interior partió explicando que “había antecedentes de que con motivo de ese aniversario (fallecimiento de Luisa Toledo) se iban a hacer una serie de acciones violentas”.

planteó ante la prensa que el operativo de Carabineros dio cuenta de “una situación altamente compleja en que se identifican lugares que estaban en principio orientadas a actividades comunitarias, que estaban siendo ocupados para guardar armamento y aparentemente para preparar acciones violentas”. Remarcó que “eso es lo que debería concentrar nuestra atención hoy día, que se identifique y que además se rechace públicamente la utilización de espacios, que se dicen comunitarios, para organizar la comisión de delitos”.

Tohá precisó que “en el caso de la radio (Villa Francia), el armamento que se encontró ahí es armamento capaz de generar un daño gravísimo, no es cualquier delito el que se pudo haber organizado en ese lugar. Lo que debiera levantar la atención de todos nosotros es por qué una radio comunitaria es usada como arsenal. Eso debería levantar nuestra alerta y buscar una voz categórica de rechazo a ese tipo de prácticas y a ese tipo de delitos”.

La ministra del Interior manifestó que “uno entiende que hay una historia en Villa Francia, hay una tradición ligada a los hermanos Vergara Toledo, pero creo que esa tradición y la manera de mirar esa historia tiene que ponerse al día con estos antecedentes. Y estos antecedentes son muy categóricos”. Añadió que “entonces, una cosa es lo que hizo la dictadura, cruelmente y de forma asesina, y otra cosa es lo que se hace en democracia. Y en democracia no está permitido ocupar armas de fuego para expresar ideas, y en democracia se opera en transparencia y esta operación se ha hecho en transparencia”.

En tanto, la ministra Camila Vallejo señaló que la “esta polémica que se ha generado tiene como origen un mega operativo policial muy importante para la Región Metropolitana que involucró no una comuna sino que cinco comunas, que fue desarrollado a propósito de la labor de la Fiscalía que lleva investigando un caso de un artefacto explosivo desde el año pasado”. Recalcó que “se pudo encontrar distintos tipos de armas y artefactos que son ilegales, por lo tanto, desde ese punto de vista, ha sido un operativo que es exitoso y que es positivo para el combate de la delincuencia, el crimen organizado y el porte ilegal de armas”. Enfatizó que “esto se hace en el marco del Estado de derecho, y permite que aquellas personas que quieran defenderse, presenten sus argumentos y sus antecedentes sobre su defensa”.

La ministra vocera de Gobierno expresó ante declaraciones y denuncias que “si aquí se pretende instalar que hay una operación política desde el Gobierno contra una comunidad específica, es no conocer cómo actúa nuestro Gobierno”.

Puntualizó que “una cosa es la labor de la Fiscalía y otra cosa es poner un manto de duda sobre una operación que estuvo en el marco del Estado de derecho y que tuvo resultados importantes desde el punto de vista de la seguridad”. Agregó que “aquí no hay y no habrá nunca intención de ocultar ningún procedimiento ni información en la medida que no dificulte evidentemente el trabajo de las policías y el Ministerio Público”.