Sueldo mínimo, conciliación familiar y 40 horas: el Compromiso del Gobierno con las familias trabajadoras

Por Sofía Vargas Roberts

 

Hay soluciones puntuales y soluciones permanentes. En el Gobierno creemos que entregar soluciones estructurales que duren más allá de un año, que no sean un anuncio con un hito, es lo que sirve, para que las familias de Chile puedan vivir mejor, y trabajar con mejores condiciones.

Por ello la concreción del aumento de sueldo mínimo que llegó a 500.000 pesos, una medida muy relevante que impactará positivamente en 800 mil trabajadores y se constituye como el cumplimiento del compromiso del programa de gobierno de llevar el sueldo básico a ese nivel al finalizar la administración. Estas son cosas relevantes que permiten que la sociedad avance en conjunto.

A este aumento del sueldo mínimo, el más grande del último de tiempo que representa un aumento del 43%, la mayor alza en los últimos 20 años, debemos sumar la puesta en marcha de las 40 horas, que facilitará el que las familias puedan pasar más tiempo en conjunto.

De igual manera, la ley de Conciliación Familiar permitirá que el ejercicio de cuidados compartidos permitirá que las familias puedan seguir en el mundo laboral sin las trabas tradicionales que se han presentado en la rigidez de la ejecución de la jornada laboral. Es importante reconocer el trabajo y las condiciones que pueden facilitar. Uno de ellos es permitir espacios para poder preocuparse y dedicarse a la familia, ya sea ejerciendo cuidados desde la maternidad o desde una paternidad responsable.

Por ello reiteramos: lo que esperamos dejar como legado es un conjunto de legislaciones que alivien el pasar de la ciudadanía, y ahí es relevante el hecho de tener mejores condiciones para poder ser parte de la fuerza trabajadora.